Sanergía conexión - El Despertar

Vaya al Contenido

La conexión Sanergética es el proceso mediante el cual restableces la sintonía entre tu energía y la red energética del Universo y del planeta.

¿Qué es la conexión Sanergética?  

Básicamente, la conexión Sanergética es una técnica de sanación que busca reconectarte nuevamente con la fuente de información original, aquella que provee  el plan divino, tu diseño original. La conexión Sanergética te sintonizará con el campo etérico del planeta, y al mismo tiempo, te conectará con tu verdadero yo. Eliminarás bloqueos, despertarás nuevas habilidades, te re-descubrirás y comenzarás a entender el mundo desde nuevas perspectivas, desde planos avanzados, más intuitivos y telepáticos.     Es trascender lo que conoces, es despertar todo el potencial encerrado en tu cerebro.
Es importante recalcar que la conexión Sanergética no es un tratamiento específico para dolencias físicas. No es un tratamiento médico, y bajo ninguna circunstancia debe entenderse como tal. La conexión Sanergética no cura enfermedades, sino que trabaja con los planos más sutiles del individuo, tomando conciencia de lo que le ocurre y por qué le ocurre. Una vez recuperas la conexión con el campo del Universo creas un estado de serenidad permanente. Conectarte te permite reunirte con tu ser superior, con el imaginario universal.
Muchos de estos cambios son graduales y requiere pasar por determinados procesos que podrían manifestarse en el plano físico. Asimismo, existe algo de temor y desconocimiento acerca de las sesiones de Conexión Sanergética, probablemente por el poder que se despierta en ellas. Apenas se requieren dos sesiones para lograr la conexión, sin necesidad de repetirlas. Nada puede deshacer la conexión, y a pesar de ser una experiencia tan importante y trascendental, estas sesiones no esconden nada terrible ni traumático.

¿Cómo perdemos la conexión?

Todos los seres vivos provenimos de una misma fuente, somos parte de la misma energía. Hay un punto en el que los seres humanos nos distanciamos de los animales y esto ocurre porque en diversos planos nos conectamos con la fuente adecuada de información. En un nivel material, el ADN que heredamos de nuestros padres es el responsable de crear un cuerpo físico. Durante la etapa del embarazo el cerebro del bebé trabaja a su máxima capacidad creativa.
Sin embargo, cuando el niño sale al mundo y comienza a ser “educado” por la familia y la sociedad, cuando aprende un lenguaje, está absorbiendo nueva información, hay conocimientos útiles pero también se aprenden un montón de límites, de temores y prejuicios. Comenzamos a olvidar, a reemplazar esa conexión que traemos desde que fuimos creados, olvidamos el diseño original, el plan divino que se nos fue entregado.
En nombre de la ciencia nos enseñan a pensar de una forma única, lineal. Como si sólo hubiera lógica, un camino único, sin alternativas. Para la mayoría de los seres humanos apenas hay dos o tres dimensiones, hay dos tendencias: bueno y malo, blanco y negro, me gusta o lo odio. Según lo que desaprendemos en la sociedad apenas es real lo que concebimos con los cinco sentidos físicos, no existe la intuición, el instinto, lo intangible. Han silenciado casi todas nuestras voces, han cerrado casi todas nuestras vías de comunicación. Nos han limitado.

Regresando a la raíz: recupera la conexión

Lo maravilloso de la conexión Sanergética es que no necesitas un tratamiento prolongado y tedioso. En apenas dos sesiones es posible recuperar la conexión, dar el primer paso que te permitirá regresar a tu plan original. La conexión se hace una sola vez en la vida, pero es un proceso continuo de sanación y aprendizaje. Cada sesión puede durar poco tiempo en la camilla, pero es el comienzo de la verdadera transformación, que comenzará a gestarse poco a poco en cada individuo, de formas distintas y particulares, pues cada persona requiere sanar distintos aspectos de su vida.
Después de la conexión Sanergética se ponen en marcha un cúmulo de energías que actúan sobre todos y cada una de las dimensiones de tu ser. Cada persona vive este proceso de formas únicas, pero en líneas generales los efectos suelen ser similares para todos. Hay una sensación de paz increíble, una serenidad, aplomo y seguridad nunca antes experimentados, porque sabes con certeza cuál es tu plan, el camino que debes seguir. No hay espacio ya para el orgullo, el odio, los juicios negativos, las críticas, esas energías bajas pero tan humanas que actúan como mecanismos de compensación. Y es que al recuperar tu conexión con el universo adquieres un nivel de conciencia mucho más elevado. Sólo habrá lugar en tu corazón para el amor y para tu propia supervivencia.
Cuando estás en armonía con el universo te libras de los bloqueos, de esos aprendizajes que te limitaban y no te permitían desarrollarte. Al estar íntimamente ligado con la inmensidad del Universo serás capaz de captar otras vibraciones, de interpretar las energías de quienes te rodean. Tu ambiente será mucho más honesto, libre de todo temor. Aprenderás cómo ser consciente de ti mismo, a corregirte y compensar. En este punto todo lo que te digan los demás, lo que afirmen quienes te rodean dejará de tener un peso pues estarás escuchando y entendiendo desde otra perspectiva, escucharás tu intuición, que es tu verdadera y única voz.


Para más info sobre la conexión y precios rellene el formulario.





Sitio hecho con mucho amor www.eldespertar.com.ar 2019
Acerca de mí.
Acerca de mí.
Regreso al contenido