Moonmother de miranda gray - El Despertar

Vaya al Contenido
¿Quiénes son las Moon Mothers?
Las Moon Mothers son mujeres que están formadas personalmente por Miranda Gray. Son mujeres de todas las edades, de diferentes entornos y países.
Las Moon Mothers ofrecen a las mujeres terapias energéticas muy poderosas. La Bendición del Útero personal que despierta en nosotras los aspectos desconectados de la Divina Feminidad y la terapia de Sanación del Útero que restaura nuestras menguadas energías arquetípicas, armonizando todos los aspectos de nuestra feminidad y favoreciendo aquellos despertados en la Bendición.
Las Moon Mothers también se unen a Miranda enviando la energía de la Divina Feminidad durante La Bendición Mundial del Utero y mantienen esa energía abarcando la Tierra entre los días de La Bendición del Utero.
Las Moon Mothers también juegan un importante papel compartiendo las enseñanzas de Miranda, ellas acompañan a las mujeres en los ritos de paso y en sus caminos personales y espirituales.


¿No te pasa que a veces querés tirarte en un sillón y quedarte callada? ¿Y otras no podés parar de hablar? Muchos de esos cambios que a nosotras mismas nos desconciertan nos pasan por ser mujeres. Cada vez son más las voces que nos alientan a amigarnos con nuestro costado más femenino y esencial. Y también las herramientas que nos ayudan a hacerlo, como la bendición del útero, creada por Miranda Gray a partir de una profunda conexión con la divinidad femenina.
Todo comenzó en 2012, con una cadena de mails. Como resultado, 600 mujeres se sumaron a la bendición gratuita que Miranda ofrecía. A partir de entonces, la red no paró de crecer. Hoy, más de 150.000 mujeres en el mundo participan de las bendiciones mundiales del útero, como si fuera una gran sesión de reiki simultáneo en todo el planeta.
¿Cómo es una ceremonia?
Lo ideal es que no lo hagas sola o en la intimidad de tu casa, sino en un círculo de mujeres guiado por una moon mother (discípulas iniciadas por Miranda con la capacidad de sostener la energía de la bendición). En promedio, los grupos se forman con unas 25 mujeres y la ceremonia se puede hacer en lugares públicos o en casas particulares.
La ceremonia incluye símbolos para trabajar lo femenino:
Dos cuencos, que simbolizan tu útero; en uno te van a pedir que coloques agua y en el otro una velita de noche; esto representa nuestras aguas uterinas y la luz que les vas a dar a través de la bendición.
Un chal o pashmina para cubrirte los hombros, como símbolo de la divinidad que habita en vos, y que luego podrás usar cada vez que te sientas nerviosa o tengas ganas de tener un momento para conectarte con vos.
Flores, que representan la sexualidad de la mujer y que van a ir en el centro del círculo, junto al altar.
Al comenzar el círculo, la moon mother lee una meditación que se llama Del árbol del útero para que empieces a conectarte con la energía de la Tierra, la Luna y la diosa. Y luego lee la meditación del arquetipo femenino que le corresponde a la estación del año que esté transcurriendo.
Los principales beneficios:
Además de volver a conectarnos con los atributos femeninos, como el amor, la comprensión, la creatividad, la sabiduría y la intuición, esta bendición nos hace tomar conciencia de nuestra propia ciclicidad (que está en nuestra naturaleza biológica por el ciclo menstrual). Lo que hacen las bendiciones es despertar nuestros arquetipos femeninos si están dormidos, sanarlos si están bloqueados y luego, cuando los cuatro están en equilibrio, nos sentimos más alineadas con esas energías. Lo ideal es tomar las cinco bendiciones del año (una por cada estación y una al final del año).
los 4 arquetipos femeninos
1. La doncella
Es una etapa relacionada con la Luna en cuarto creciente y con la primavera, y que arranca cuando termina el sangrado menstrual. Por lo general nos sentimos radiantes, dinámicas y procreadoras, con mucha confianza. Es una energía dispuesta para afrontar nuevos desafíos. Es ambiciosa, se puede concentrar, es muy mental, y es la época ideal para iniciar proyectos. También se ve en el plano sexual, con una etapa fresca, renovada y lúdica.
2. La madre
Se corresponde con la fase de la ovulación, la Luna llena y el verano. Es una etapa muy radiante, pero en la que la mujer se expande hacia los otros y sus propios deseos ya son menos importantes. Transitamos un momento más empático, más protector, más amoroso y más armonioso, en el que crece el deseo de compartir y todo se vuelve más social y productivo.
3. La hechicera
Tiene que ver con la etapa premenstrual, la Luna menguante y el otoño. Mientras la luz de la Luna decrece, lo mismo pasa con las fuerzas físicas. La sexualidad es mucho más poderosa, creativa y desenfrenada. La hechicera no es tan tolerante a lo mundano, no tiene tanta concentración ni tantas ganas de conversar. No es tan extrovertida ni social. Tiene intuición y sueños fuertes, y a veces hasta premonitorios.
4. La anciana sabia
Empieza con el sangrado, la Luna nueva y el invierno. Acá la intuición está a full. Te dan ganas de retirarte, de descansar. Es una etapa en la que tu interacción con los sueños es fuerte y profunda. Te sentís más parte de la naturaleza y es también el momento ideal para irte hacia adentro, para soñar, meditar, solucionar problemas y aceptar el pasado.
éxito femenino
Por Miranda Grey.*
Muchas mujeres, para tener éxito, tienen que vivir y trabajar de la misma manera que los hombres. Esto tiene un costo: dejamos de conectarnos con nuestra feminidad, pero al hacerlo vemos que no solo somos diferentes de los hombres, sino que podemos crear éxito y plenitud de una forma femenina. Nos damos cuenta de que contamos con regalos maravillosos: percepción, empatía, poder, inspiración y conexión espiritual. Y cuando fluimos con nuestra feminidad, profundizamos nuestra conciencia de quiénes somos y encarnamos el amor, la sensualidad y la sabiduría del sangrado femenino.
Escritora, canalizadora y maestra del womb blessing.
¿Cómo participar?




Sitio hecho con mucho amor www.eldespertar.com.ar 2019
Acerca de mí.
Acerca de mí.
Regreso al contenido